La editorial Desperta Ferro nos trae en esta ocasión “La Guerra de los Treinta Años. Una tragedia europea”, el primer volumen de la obra que Peter H. Wilson dedicó a uno de los conflictos más devastadores de la historia de Europa, que este mismo año cumple su cuarto centenario.

Ficha técnica:

Lo que opinamos en Archivos de la Historia

Las Guerras Napoleónicas, la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial…la historia europea no es precisamente   una historia de paz y tolerancia. Causas diversas han llevado a las distintas potencias del momento a involucrarse en conflictos que arrasaron el continente con catastróficas consecuencias. Pero no sería descabellado decir que la Guerra de los Treinta Años destaca entre todas como la primera gran contienda europea, además de una de las más largas y cruentas. Baste decir que el hambre, las epidemias y la guerra misma acabaron con una cuarta parte de la población alemana.

Este primer volumen se divide en dos partes. La primera se centra en los orígenes del conflicto, que empezó como una disputa de carácter religioso y local limitada al ámbito del Sacro Imperio, cuya división irreconciliable desde los comienzos de la Reforma protestante había entrado en un punto muerto tras la Paz de Augsburgo (1555) y el establecimiento del principio cuius regio eius religio, que aplicaba la confesión religiosa del príncipe a los súbditos de sus estados. Asimismo, se tienen en cuenta otros factores que contribuyeron a internacionalizar y prolongar el conflicto como fue el caso de la rivalidad entre Francia y la Monarquía Hispánica a través de la agresiva política exterior de Richelieu y Olivares, la siempre presente cuestión de la Revuelta holandesa y las ambiciones suecas sobre el Mar Báltico (Dominium Maris Baltici).

La segunda mitad del libro cubre las fases bohemia y danesa de la guerra, esto es, desde la defenestración de Praga que actuó como detonante del conflicto hasta la derrota de la revuelta bohemia con la victoria imperial en la campaña del Palatinado y desde la entrada de Dinamarca en escena hasta la amenaza de nuevas intervenciones. Suecos y franceses tendrán su lugar en un segundo volumen que, a buen seguro, no dejará indiferente a nadie. Y es que, desde que se publicó la obra homónima de Geoffrey Parker en 1988, no ha habido nada tan exhaustivo y completo que estuviera disponible en español.

También se agradece la inclusión de un árbol genealógico de los Habsburgo, una tabla con la equivalencia de las distintas monedas, un mapa que aclara la caprichosa geografía del Sacro Imperio y una serie de esquemas que ilustran las tácticas empleadas en las principales batallas.

¿Entonces, lo recomendamos? 

No debió resultar nada fácil articular el relato de un tema que por su envergadura puede desmoralizar al lector principiante debido a los innumerables personajes que intervienen y las campañas diplomáticas y militares que se superponen en un dilatado periodo de tiempo. Ese es sin duda el gran mérito de la obra de Peter H. Wilson, que se convertirá, si no lo es ya, en un referente imprescindible que demuestra que en la divulgación histórica lo ameno no está reñido con lo exhaustivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here